Noticias para Crecer

30/08/2017
Gestión sustentable
La gestión sustentable implica asumir con responsabilidad el desarrollo de un emprendimiento, siendo conscientes del impacto personal, social, cultural, ambiental y económico que éste genera. 
Para ello, es necesario abordar 4 etapas dinámicas:
1. PLANIFICAR: a corto, mediano y largo plazos. Estableciendo sólidas bases estratégicas de guía, como misión, visión y valores, más planes de acción con objetivos, metas, recursos, tiempo y responsables. Es muy importante el desarrollo de un equipo de trabajo que comparta valores y objetivos.
2. HACER: poniendo manos y cabeza a la obra, siendo flexibles y proactivos con nuestro plan, adaptándonos a nuestro entorno e intentando anticipar acciones que desarrollen nuestro emprendimiento y aporten al crecimiento de la comunidad.
3. VERIFICAR: analizando los desvíos del plan, por qué ocurren, cuáles fueron los impactos de lo que hicimos, qué podemos hacer mejor.
4. MEJORAR: para seguir desarrollándonos de manera armónica, aportando a la mejora integral y continua del emprendimiento, de cada uno de los colaboradores del mismo, de la comunidad que nos rodea y del ambiente que nos acoje.
En definitiva, la gestión sustentable es una forma de llevar adelante un emprendimiento que pretende trascender en la sociedad de la que es parte, siendo socialmente responsables con lo que hacemos.
11/08/2016
Objetivos del desarrollo sostenible

En la Cumbre para el Desarrollo Sostenible, que se llevó a cabo en septiembre de 2015, los Estados Miembros de la ONU aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incluye un conjunto de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático.

Los ODS, también conocidos como Objetivos Mundiales, se basan en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), ocho objetivos contra la pobreza que el mundo se comprometió a alcanzar en 2015.

Las nuevos Objetivos Mundiales y la agenda para el desarrollo sostenible van mucho más allá de los ODM, abordando las causas fundamentales de la pobreza y la necesidad universal de desarrollo que funcione para todas las personas.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible están relacionados con áreas de intervención del Plan Estratégico del PNUD: desarrollo sostenible, gobernabilidad democrática y consolidación de la paz, y resiliencia ante el clima y los desastres naturales. 

Más información: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es

11/12/2014
Desafíos hacia la rentabilidad en la pyme
Según datos del Ministerio de Industria, las pymes en Argentina representan el 99% de las empresas, generan el 60% de empleo y sus ventas son el 45% de las totales del país, con lo cual el desafío de mejorar su rentabilidad es un tema de agenda permanente tanto a nivel empresarial como político.
La última edición de IDEA Pymes se centró precisamente en la recuperación de los márgenes de ganancia de las empresas, señalando como críticos 3 factores a trabajar:
- el manejo de la agenda impositiva
- la mejora de las compras
- y las opciones de financiación
En relación al primero, la presión impositiva en Argentina ha aumentado en los últimos años del 25 al 40%, con lo cual se hace imprescindible diseñar una estrategia fiscal que colabore en la rentabilidad de la empresa. Así, es importante conocer las alternativas de la legislación impositiva, opciones adecuadas al tipo de negocio a desarrollar, bonificaciones, subsidios y reconocimiento de cumplimiento, desarrollo de responsabilidad fiscal, opciones de adquisición programada, entre otros.
Por el lado de las compras, es un sector que se ha profesionalizado atento al valor agregado que tiene el área para la rentabilidad. Ya no se trata de comprar al precio más bajo y sobre éste determinar el precio de venta. El desafío en estos tiempos se centra en elegir el producto correcto, al precio más conveniente, con la logística adecuada y favoreciendo relaciones comerciales duraderas, de modo que se fortalezcan las cadenas de valor.
Por último, la selección de alternativas de financiación apropiadas a la empresa y el negocio son claves para el desarrollo de la pyme. Analizar variables de tasa, plazos y destino de los fondos es crítico al momento de financiarse con capital propio (generalmente escaso) o de terceros; en este caso, estar informados de las distintas líneas promovidas del sector público, opciones particulares de los Bancos y también de otras instituciones públicas y privadas son claves para obtener financiamiento que favorezca la mejora de la rentabilidad. Es necesario realizar previamente planes de negocio y proyectos de inversión razonables y claros antes de tomar una decisión de financiación.
Teniendo en cuenta estos 3 aspectos, seguramente se habrá avanzado mucho en el logro de la rentabilidad esperada del negocio.


Fuente: Revista PYMES. Edición N°128. Noviembre/2014.
26/06/2014
Conductas asertivas
La asertividad es un comportamiento ubicado entre la pasividad y la agresividad. Podemos definirla como "la habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás"; es el punto medio entre los comportamientos inhibidos propios de las personas tímidas o inseguras y los comportamientos violentos propios de las personas agresivas y egoístas. 
En muchas ocasiones no sabemos cómo decir algo, cómo manifestar que una situación nos afecta, expresar lo que nos estresa de determinadas actitudes, en cualquier ámbito, ya sea en el trabajo, en la familia, con los amigos. Lo que sucede es que ante estas situaciones respondemos pasivamente, como si nada hubiese pasado, o agresivamente, atacando el hecho y especialmente a las personas que entendimos nos afectaron. Pensemos en hechos cotidianos, una reunión de trabajo donde alguien llega tarde, cómo respondemos? qué hacemos al respecto? somos pasivos ante la misma o nos comportamos de manera agresiva?
Si por el contrario desarrolláramos una conducta asertiva, podríamos manifestar lo que nos pasa y lograr receptividad de la otra parte, con la posibilidad de obtener un resultado más satisfactorio para todos.
De alguna manera, la asertividad es una negociación. Por lo tanto, necesitamos prepararnos para lograr una respuesta asertiva, efectiva a nuestros intereses.
Por ello, desarrollar una conducta asertiva implica:
- prepararnos personalmente, teniendo los objetivos claros, descartando juicios de valor y enfocándonos en que una negociación es posible,
- preparar el diálogo, cómo describir los hechos concretos, manifestar lo que nos afecta poniendo en primera persona nuestro sentir, solicitando lo que deseamos y manifestando las consecuencias, en un intercambio amable, firme y respetuoso (a veces es necesario ensayar!)
- ejecutar, llevar adelante esta actitud, dejando en claro nuestra postura, dispuestos a negociar, para avanzar hacia sentirnos mejor con lo que deseamos.
En definitiva, un diálogo asertivo se constituye por cuatro elementos:
- hechos objetivos, 
- sentimientos personales, 
- conductas 
- consecuencias. 
Entonces, pensemos en nuestro día y tratemos de encontrar un hecho que nos dejó un sabor amargo, ya sea por cómo nos sentimos o por las consecuencias que trajo. Luego, intentemos asociarlo con una posible conducta asertiva para analizar una respuesta más satisfactoria. Nuestro próximo desafío no es mirar por el espejo retrovisor sino anticiparnos y desarrollar hacia adelante la asertividad como forma de favorecer las relaciones, los sentimientos y las consecuencias positivas.
22/05/2014
Administradores de nuestro tiempo

Si pensamos que diariamente una expresión común en la mayoría de las personas es "no tengo tiempo", deberíamos preguntarnos qué clase de administradores somos y qué podemos hacer para mejorarlo. 
Hace unos años cuando leí la novela "Momo" de M. Ende, reflexionaba sobre el tiempo, su uso y administración, los ladrones del tiempo, y a pesar de haber transcurrido más de cuatro décadas desde su publicación el tema parece haber sido escrito ayer.
S. Covey en su libro Primero lo Primero plantea una reflexión inicial:  "¿Cuántas personas en su lecho de muerte desearían haber pasado más tiempo en la oficina?" ¿Nos hemos detenido a pensar en ello en alguna oportunidad? seguramente no, porque no tenemos tiempo.
Si bien no hay recetas para mejorar la administración del tiempo, sí hay herramientas que nos ayudan a organizarnos. El resto, depende de cada uno de nosotros y de qué guía nuestras vidas: el RELOJ, nuestros compromisos, citas, horarios, o la BRUJULA, nuestro norte, misión, visión, valores, principios.
La sociedad actual sigue construyendo la creencia que si no estamos apagando incendios estamos ociosos y eso es improductivo, una verdadera pérdida de tiempo. Ello nos convierte en prisioneros del tiempo; por el contrario, si viésemos al tiempo como un medio para lograr nuestras metas, personales, sociales y laborales, seríamos sus administradores. 
Como manifiesta Covey, lo principal es mantener primero lo primero, ordenar y equilibrar nuestras prioridades y deseos, y a partir de allí construir nuestro equilibrio personal, de modo de ser artífices en la satisfacción de nuestras necesidades, que sin duda giran alrededor de cuatro aspiraciones básicas: vivir, amar, aprender y dejar un legado.
  Página 1 de 4